separador

Inicio Destinos Europa Biarritz, la California francesa
Ago14

Biarritz, la California francesa

14 Agosto 2011 Texto // Rafael González Fotos // Rafael González

Del 11 al 17 de julio, el Roxy Jam, conocido ahora como Roxy Pro tiene lugar en la costa del país vasco francés. Esta manifestación cultural y deportiva  es organizada por la versión femenina de la competición Quiksilver y combina enfrentamiento, arte y cultura del surf.

La ocasión es ideal para descubrir la comunidad femenina del surf y visitar una de las cunas de este deporte, Biarritz, una ciudad elegante que se está convirtiendo en un Saint Tropez de la costa atlántica, atrayendo a la jet set del mundo entero. ¡Un metro cuadrado de terreno en Biarritz cuesta 6000 Euros! Pero ahora dejémonos llevar por la ola metafísica del surf actual.

La competencia

Después de largas horas manejando de noche por carreteras al volante de mi camioneta, fiel al espíritu rudo y joven de esta disciplina, llego por fin con cara de sueño a la conferencia de prensa del Roxy Pro. La madrina del evento, Lisa Andersen, nos recibe con una presentación completa, y posan para nuestras cámaras las competidoras de longboard y de shortboard, disciplina nueva este año.

Este mes de julio, Roxy desea acercarse más a la versión masculina del encuentro deportivo, el Quiksilver Pro, que se lleva a cabo cada mes de octubre en esta misma costa. Para cada categoría se hace una prueba que califica para participar al campeonato mundial de esta disciplina, y a pesar del ambiente amistoso, las surfistas están determinadas en dar lo mejor de sí. Sin embargo, los primeros días del enfrentamiento no gozan de un clima favorable. Después de un lunes soleado y sin la menor ola, siguen dos días de lluvias y tormenta que llevan hacia la playa un rebaño de curiosas medusas.

Impacientes por empezar, las autoridades trasladan el evento a otra playa cercana. El jueves, por fin, el mar amanece con olas suficientes para empezar la competencia de shortboard. Las series se encadenan y podemos apreciar las estrategias de las surfistas: aprovechar la regla de prioridades, escoger las mejores olas, realizar las figuras más apreciadas por el juzgado y otras tretas.

Desde los primeros duelos de longboard, Coline Ménard y Kelia Moniz cometen errores y son eliminadas. Stephanie Gilmore sale ganadora en la categoría shortboard. El sábado sigue la competencia de longboard, y después de un duelo entre Kassia Meador y Jennifer Smith, le toca a Jennifer calificar, junto con Lindsay Steinriede. Las dos finalistas se enfrentarán en China en octubre para merecerse el título de Campeona del Mundo de longboard, a menos que alguna deportista nueva se lleve el premio.

Todos en la tabla

Según la leyenda, Biarritz fue la primera ciudad de Europa en donde se practicó este deporte. Las primeras tablas para surfear llegaron de California en los años 50. Se pueden encontrar huellas de esta época en el Côte 57, un bar situado en la Costa de los Vascos donde se reúnen los surfistas de la primera hora. Algunos siguen practicando a pesar de sus edades avanzadas, y suelen usar sus antiguas tablas.

Si no sabes nada de las mañas de este deporte, los alrededores de Biarritz cuentan con 40 escuelas de surf que proponen iniciaciones y cursos para todos los niveles. Existe también la Board Riders Week de Quiksilver, que tiene lugar en el pueblo de Hossegor, a unos 30 kilómetros de Biarritz. Durante esta semana, puedes tomar clases con reconocidos surfistas contratados por la marca. Con hospedaje y comidas, el curso te costará unos 800 Euros.

Pero el Roxy Pro sigue siendo un soporte ideal para descubrir el universo del surf. Puedes seguir un curso de iniciación inscribiéndote en el puesto de Orange, empresa que es para Francia lo que Telcel es para México. También puedes entrar en contacto con asociaciones de protección del medio ambiente, como Skeletonsea, France-liberté o Surfrider. Además las competidoras, guapas y musculosas chicas californianas, australianas y de otras nacionalidades siempre están disponibles para darte autógrafos o posar para tus fotos.

El arte del surf

Proyecciones de cortometrajes, exposiciones de escultura, música, todas las artes están reunidas en el Roxy Pro para mostrar que el surf es antes que nada, una cultura de tolerancia, protección del medio ambiente y reflexión alrededor de temáticas actuales.

El Roxy Pro es un encuentro privilegiado entre deporte y arte. Gérard Descoster, organizador del MIACS, el Mercado Internacional del Arte Contemporáneo del Surf, me cuenta que numerosos son los artistas fascinados por el surf que se inspiran en él para sus producciones. Este año realizan un proyecto llamado Venus en que desarrollan su interpretación personal del cáncer de mama a partir del famoso busto de la Venus de Milo. Así, un total de 25 esculturas han sido vendidas a beneficio de las asociaciones Keep a Breast, Europadonna y Hablemos del cáncer de mama.

En el mismo sitio de la competencia, un artista de la asociación Skeletonsea realiza una espectacular sirena con deshechos recolectados en playas de la zona. Una interesante manera de demostrar la fórmula del químico Lavoisier “nada se pierde, nada se crea, todo se transforma”. Los objetos que tiramos sólo son “basura” hasta que los reencarnemos en nuevas formas.

En la cultura del surf, la música también está al honor. Durante toda la semana del Roxy Pro, el Ventilo Café organiza manifestaciones musicales alrededor del surf: interpretaciones de canciones en relación con el deporte, conciertos de surfistas músicos, mix al aire libre de la Djette du Ritz, una personalidad de la música electrónica.

En la playa del Viejo Puerto, no me pierdo un concierto gratis donde se presentan grupos de la escena actual como The Sound, Lilly Wood & the Pricks, Pendentif, etc… Y el mejor está por venir, ya que la próxima semana tendrá lugar el Big Festival de Biarritz, con una programación ecléctica que va de la música electrónica al R&B.

Los atractivos de Biarritz

Después de la playa y del surf, puedes probar tu suerte en los juegos del Casino de Biarritz, o en las carreras hípicas nocturnas. También, se te ofrecen los espectáculos que organizan en la antigua estación de trenes, ya transformada en gigantesco teatro.

El Museo del Mar, remodelado recientemente, satisfará los curiosos o los apasionados de los fondos oceánicos. Además, está a punto de abrir sus puertas la nueva Ciudad del Océano y del surf, que ofrecerá a sus visitantes un sorprendente espacio arquitectural lleno de nuevas tecnologías que interesarán los aficionados de todas edades.

¿Te gusta nadar ? En Biarritz existe una asociación de adeptas de baños en el Océano, Los Osos Blancos, que te puede informar acerca de los paseos a nado que puedes realizar en la zona. Su más antiguo integrante, Claude Théraz, recibe a los visitantes con alegría en la playa del Viejo Puerto.

Ya se termina mi estancia en Biarritz. Contemplando la línea gris de horizonte marino, pienso en esta historia de amor que une al hombre con el mar, impulsándolo constantemente a acercarse a ella. Para lograrlo, la plancha de surf es sin dudas una de las mejores invenciones.

GUÍA GIRAFFE

Checa todos los detalles de la competencia Roxy Pro en estos sitios:

www.asp.com

www.roxylive.com

 

 

Acerca del autor

¡Comparte tu experiencia!

ID opcional. Ningún campo es obligatorio.

Inicio Destinos Europa Biarritz, la California francesa