separador

Inicio Destinos México Veracruz is back!
Feb28

Veracruz is back!

28 Febrero 2010 Texto // Jessica Servín Fotos // Enrique Escalona

Ya no es más un destino de playa, hoy se transforma en el lugar de moda, de vuelta a los setenta.

México no se podría entender sin Veracruz. Sin su danzón, que de jueves a sábado ilumina la Plaza del Zócalo. Sin 1519 y un puerto que sirvió de desembarque para Hernán Cortés; sin San Juan de Ulúa, Agustín Lara y Toña la Negra. Sin la marimba o el sotavento, como se le dice también al danzón, los ostiones y las bombas; sin un lechero en la mano o un torito mientras las noches de ronda, ésas que tristes pasan por los balcones de casas azules, rosadas y amarillas, se terminan a la una de la mañana y Hugo Argüelles dicta su última broma macabra.

Desde el corazón

“Aquí comenzó todo”, dice Jesús Hernández, actual propietario de las famosas Nieves del Malecón, y también lo repiten quienes por más de 70 años han vivido en La Huaca, el barrio más antiguo de Veracruz, un ejemplo de la Villa-Rica amurallada, la de piratas, la de la gente bullanguera y alegre, de aquellos que, también, crearon El Carnaval.

Cinco con menos quince de la tarde y el sol se oculta tras la Torre de PEMEX, un edificio construido en 1940 como casa del Banco de México, pero que en 1985 Petróleos Mexicanos adquirió. A su lado, el Faro de Carranza, que mide 50 metros de altura y antigua residencia del General. Actualmente alberga a la Secretaría de Marina. La peculiaridad de este edificio, además de su belleza arquitectónica es que, cada hora, el reloj que adorna la punta del faro toca Veracruz, la de Agustín Lara. Si no lo creen, pueden dar un paseo por El Malecón, recorrer el Mercado de Artesanías y degustar una nieve de mamey —“Güero, güera. Pásele güera”—, mientras el reloj toca.

Pero sigamos por el Centro Histórico de Veracruz, crucemos la Avenida Independencia hasta Mario Molina, y al seguir los arcos infinitos de las construcciones, el edificio de estilo toscano se presenta como el Palacio Municipal, o sea, que hemos llegado a la Plaza de Armas, donde cada lunes se iza la bandera y por las noches de cada fin de semana la Orquesta del Ayuntamiento interpreta Almedra o Isora Club. Entonces, cual escenario del Teatro Francisco Javier Clavijero, los farolitos forman la base del uno, dos, tres y cuatro, para que las parejas de sombrero y zapato de tacón muestren esa mezcla caribeña, proveniente de Cuba, de los ritmos africanos.

 

¡Tac-tac-tac! Un lechero por favor

Veracruz tiene un millón de habitantes y parece que toman turnos para beber café. Sí, aquí están todos, en la famosa cafetería de La Parroquia, que hace hasta 3 mil vasos de café al día. “Aquí, antes se jugaba el café, un tipo de suerte inventado por los ingenieros que, seguramente, trabajaban en la Torre de PEMEX. “Es un juego de números, donde se hace una ronda. Creo que el que pierde gana o el que gana pierde, no lo sé, pero al final ése es el que paga los cafés”, sonríe Felipe Fernández, actual propietario.

Desde 1810, La Parroquia ofrece sus “lecheros” (la tradición de pedirlos golpeando la cuchara viene desde 1890) y sus máquinas cafeteras, que son uno de sus ingredientes principales, datan de 1913.

Otra cosa famosa que tiene este lugar son sus platos voladores, que son medias noches con jamón, pierna y queso, o sus champolas, una malteada de chocolate que se puede acompañar de bombas, conocidas como conchas, y las canillas, un pan alargado y crujiente.

 

¡Música maestro!

En Veracruz está la primera iglesia de América Latina, el primer ayuntamiento, que fue el lugar en donde entraron y de donde salieron las modas, las ideas culturales, los modismos, el lenguaje. Es la tierra de La bamba, “Yo no soy marinero, por ti seré, por ti seré, por ti seré”, de Chucho el Roto, que es un lugar de tradiciones, donde los sábados y domingos las familias comen paella y festejan el cumpleaños 85 de la abuela. Ahí, en el viejo salón de baile Villa del Mar, donde en punto de las 15:00 horas la orquesta “Los pregoneros del recuerdo” hace de las suyas para que todos bailen salsa.

Pero la noche apenas cae, la algarabía sigue en Veracruz. Ya sea por Constitución o Emparán, en las dos calles varios bares ofrecen entretenimiento, aunque vale la pena esperar a que llegue “La Sonora Callejera” frente al Zócalo, o por los alrededores de la Catedral. Sí, es él. “¡El señor orquesta!”, le gritan. Carga su timbal, su silbato, las maracas y su voz. “¿Qué interpreta?”, pregunto. Él escucha y responde: “Lo que quiera. Todas me las sé”…

 

Dormir: Hotel Diligencias www.granhoteldiligencias.com.

Llega: Vuelo directo desde la ciudad de México vía Mexicana de Aviación al Aeropuerto Heriberto Corona de la ciudad de Veracruz www.mexicana.com

Más información: OCV de Veracruz www.veracruzturismo.com.mx

Acerca del autor

¡Comparte tu experiencia!

ID opcional. Ningún campo es obligatorio.

Inicio Destinos México Veracruz is back!