separador

Inicio Ideas de Viaje Arqueología Arqueología norteña
Dic27

Arqueología norteña

27 Diciembre 2009 Texto // Jennings Valencia García Fotos // Enrique Escalona

Inmensos muros descarnados, antes cubiertos por finísimos estucados, son los vestigios que quedan de la habilidad de aquellos artistas, creadores de esta imponente ciudad prehispánica cercana a la ciudad de Zacatecas.

Precisar la antigüedad de aquellos testigos de piedra es tarea difícil, pero imaginarlo, es posible. ¿Cómo pudieron los constructores de esa ciudad, edificar las extensas y altas cortinas de defensa que forman, al mismo tiempo, los muros de sostén de las amplias plataformas colocadas en el precipicio del cerro? ¿En dónde apoyaron y afianzaron sus andamios aquellos “albañiles aéreos”?

Ciudad fortificada

 

"La Quemada" es la dilatada muralla que se extiende de Sur a Norte. El cerro en que está construido este gran monumento no es de mucha elevación, pero admira siempre que todo el frente de este cerro ha sido fortificado por una especie de mampostería que se conserva todavía en mucha parte y que antiguamente debe haber cubierto el mismo cerro, de tal modo que no se vería ni una sola de sus rocas, pues por todas partes se descubren vestigios de aquella mampostería.

Todo ha sido construido de una piedra que se conoce con el nombre de laja, es una especie de losas que han sido unidas con un barro rojo mezclado con zacate. Entre esta argamasa han hallado olotes de maíz que se pulverizan al tocarlos; la argamasa tiene tal consistencia y los edificios están tan bien construidos, que debieron haber estado casi intactos cuando los encontraron los españoles.

 

Caminata por el tiempo

Desde la falda del cerro por el camino que va de "La Quemada," se comienzan a percibir algunos restos, unos medio demolidos y otros casi destruidos. También se halla una pirámide cuadrangular. Esta estructura, de más de 10 m de altura, llama la atención por la pendiente de sus rampas.

Los monumentos que quedan de la antigüedad, nos muestran que una parte del territorio de Zacatecas fue posiblemente habitado por tribus mexicas en la larga peregrinación que hicieron desde el Norte, la mítica Aztlán. La grande extensión de las ruinas indicadas y la de otras muchas que se han descubierto en sus inmediaciones, así como el considerable número de calzadas por las que se comunicaban entre sí, prueban de un modo incontestable, que la nación que hizo tales obras, permaneció por algún tiempo en aquel sitio; que era grande y poderosa, y que había llegado a un grado elevado de civilización.

 

Misterios y atavismos

Jamás se borra de la memoria la impresión que causa el aspecto de aquellos monumentos. Son tan antiguos, tan oscuro su origen, su finalidad y tan grandioso el plan que se debió trazar para construir aquellas obras, que nadie puede visitarlos sin experimentar un sentimiento de admiración.

La Quemada se localiza a 56 km al sur de Zacatecas. Para llegar puede tomar la carretera 54 Zacatecas-Guadalajara, que conduce directamente a la zona. El horario de visita es de lunes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.

En La Quemada no hay servicios, por lo que se recomienda al visitante hospedarse en la ciudad de Zacatecas.

Visita: www.zacatecas.net

Acerca del autor

¡Comparte tu experiencia!

ID opcional. Ningún campo es obligatorio.

Inicio Ideas de Viaje Arqueología Arqueología norteña