separador

Inicio Ideas de Viaje Room Service The Joule, el arte de hospedarse
Ene05

The Joule, el arte de hospedarse

05 Enero 2011 Texto // Enrique Escalona Fotos // Enrique Escalona, Laetitia Thollot

Main Street surge al atravesar los túneles que alguna vez cruzó el presidente Kennedy en su último día de vida y entonces surge el corazón de Dallas, una franja de rascacielos y hermosas construcciones en ladrillo que se ordenan alrededor de su calle principal, "es como siempre imaginé una ciudad de Estados Unidos", me dice Laetitia, que es la primera en bajar cuando llegamos al Joule, un rascacielos de 129 habitaciones, con una elegante marquesina y una alberca que sobresale de su último piso, mostrando que aquí cualquier cosa es posible.

El lobby está decorado con hélices y turbinas, pero lo primero que llama mi atención son muchos y hermosos libros, son ediciones de Assouline de libros de arte y viajes: Cocteau, España, Warhol, París y muchos más. "Puede tomar los que guste" me dice la recepcionista, adivinando que quiero llevarme todos para acostarme a leerlos junto a la alberca.

Es entonces cuando me doy cuenta que hay arte más allá de los libros, de hecho el hotel cuenta con una inmensa colección de pintura, grabado, escultura y fotografía, obras originales que cuelgan en todos los rincones del hotel y de sus 129 habitaciones.

Mi cuarto está dividido por el respaldo de la cama, creando un área con escritorio donde se antoja quedarse a escribir una novela, mientras que la cama tienen vista al conjunto de rascacielos que rodean al hotel. Las amenidades y el suntuoso baño, hacen que por momentos piense en quedarme por completo en el hotel, a disfrutar cada minuto del día en total tranquilidad, pero la curiosidad por ver algo me pone de nuevo en el elevador.

El Joule es famoso por su excepcional piscina en la azotea, que sobresale algunos metros del borde del edificio, así que nadar en ella y ver en las paredes transparentes la calle que está muy abajo, debe ser una buena experiencia, al igual que comer en el Charlie Palmer at The Joule, el restaurante del hotel, donde el prestigiado chef que le da nombre ha creado sofisticados platillos que combinan con el ambiente del hotel, como el pescado "black sea bass", un robalo de la costa texana del Golfo de México, preparado con cebolla dulce o el ragout de faisán con trufa y tocino ahumado, por mencionar dos de las elaboradas creaciones.

Salimos del hotel dispuestos a conquistar Dallas y no quedamos defraudados, descubrimos una ciudad llena de arte, hermosos paisajes citadinos e increíbles lugares de compras, pero tras la cena nuestro día no termina. Dejamos las cosas en el cuarto, nos ponemos los trajes de baño, nos envolvemos en la bata y subimos al último piso, preparados para nadar en la alberca y gozar de una noche fresca nadando en las alturas. Nuestro primer día en Dallas termina iluminados por el brillo de los rascacielos, en una noche que nunca olvidaremos.

The Joule es parte de Luxury Collection Hotels and Resorts, una selección de alrededor de 50 propiedades en todo el mundo.

Tarifas desde 199 dólares

The Joule
1530 Main Street
Dallas T. 214.748.1300

www.thejouledallas.com

Acerca del autor

Enrique Escalona

Enrique Escalona

Lo único que ha podido planear en su vida es su próximo viaje... y pues de algo había que trabajar ;)

¡Comparte tu experiencia!

ID opcional. Ningún campo es obligatorio.

Inicio Ideas de Viaje Room Service The Joule, el arte de hospedarse