separador

Inicio Destinos México Chiapas, muchos viajes en uno
Nov21

Chiapas, muchos viajes en uno

21 Noviembre 2010 Texto // Enrique Escalona Fotos // Enrique Escalona

Un paseo por el centro de Chiapas es una de esas experiencias con el poder de convertirse en material para tus sueños. Un recorrido por lugares que van más allá del entrecruce o del encuentro, en donde encontrarás sitios que son origen puro.

A veces cuando voy caminando por la calle o estoy frente a la computadora, llegan sin avisar algunos recuerdos, como la caminata nocturna por San Cristóbal de las Casas; una melodía antiquísima escuchada en San Juan Chamula; o quizá el olor de los tamales de chipilín saliendo de una olla de barro. Después regreso a la realidad de mi lluviosa ciudad de México, y por un momento, trato de hacer planes o me pregunto cuándo podré regresar a Chiapas.

No es exageración, Chiapas es más que un viaje, es una experiencia que nos enfrenta al México más antiguo y acaso mejor conservado, de costumbres originales y lenguas milenarias, que nos enfrenta a placeres, descubrimientos, reflexiones e incluso a nuestros prejuicios.

 

Muchos viajes en uno

Lo primero es contar con tiempo suficiente, una semana o más. Hay mucho que ver y hacer en Chiapas y un fin de semana no seria suficiente. Aquí cada uno de tus días será diferente y pasarás de bellezas naturales a ciudades coloniales, de calor intenso a tormentas en la selva y de civilizaciones desaparecidas a guerrillas posmodernas. Así que ve preparado con diferentes tipos de ropa, pero sobre todo, con ganas de experimentar más allá de unas vacaciones de coco en la playa.

Lo más recomendable es llegar a la capital Tuxtla Gutiérrez, que cuenta con vuelos desde las principales ciudades del país. Tuxtla no destaca por el turismo y es principalmente un destino de negocios, pero a 5 kilómetros se encuentra el Cañón del Sumidero, una maravilla natural con paredes que rebasan los mil metros de alto, surcada por el segundo río más caudaloso de México, el poderoso Grijalva.

El Parque del Cañón del Sumidero es una de las 50 áreas naturales protegidas de Chiapas. El estado cuenta con la mayor diversidad biológica en México, el 65% de las aves del país, 184 especies de mamíferos y 1200 especies de mariposas. Las zonas naturales suman más de 15 mil kilómetros cuadrados, algo así como el territorio de Kuwait.

Para ir al Cañón, dirígete al embarcadero Cahuaré, ubicado entre Tuxtla Gutiérrez y Chiapa de Corzo. De preferencia compra el paquete que incluye la entrada al Parque Ecoturístico. Durante el paseo en el río verás cocodrilos, aves e impresionantes formas rocosas. Si tienes suerte, y es época de lluvias, sentirás la brisa de la cascada “árbol de navidad”, una caprichosa caída de agua que escurre por una pared del cañón.

La lancha te dejará en el Parque Ecoturístico del Sumidero, ubicado a mitad del recorrido. A diferencia de un zoológico, aquí eres tú quien visita a los animales en su casa. Tucanes, cotorras, hocofaisanes y monos araña, andan libres y se acercarán a verte con curiosidad. Así como algunos jaguares, pumas y tigrillos, rescatados de gente que los tenía en cautiverio y debidamente resguardados en una jaula.

Fotos: Enrique Escalona

Joyas chiapanecas

A pocos minutos del embarcadero se encuentra la ciudad de Chiapa de Corzo. En su plaza principal verás uno de los símbolos del estado, una fuente en estilo mudéjar que comenzó a funcionar en 1562. En la ciudad también es recomendable visitar el templo y convento de Santo Domingo, que resguarda al Museo de la Laja.

Chiapa de Corzo es el mejor lugar para comprar joyas hechas con el reconocido ámbar chiapaneco. Una piedra semipreciosa de origen vegetal que es explotada en minas de los alrededores y que cuenta con denominación de origen. Chiapa puede verse en una breve visita, además hay que guardar tiempo para llegar a una de las ciudades más fascinantes de México, y si me lo preguntan diría que sin duda del mundo, San Cristóbal de las Casas.

 

Siempre nos queda San Cristóbal

Nadie se aburre de la vieja ciudad fundada a inicios del siglo XVI. Sus barrios típicos de calles con casas de tejas de colores, las iglesias decoradas, el bullicio, gente de todo el mundo y una gastronomía envidiable, hacen de la ciudad el destino perfecto para los amantes de las caminatas y los descubrimientos.

Las calles principales de San Cristóbal de las Casas han sido tomadas por restaurantes internacionales, joyerías, cafeterías, boutiques y bares que van de inspiración lounge a la temática rebelde, como el Café Revolución, en el andador turístico 20 de noviembre.

Si deseas entablar amistad con gente de otros países, aventureros que llevan años viajando o gente de todos los estados mexicanos, visita dicho Café por las noches, cuando se convierte en un animado bar con música en vivo. Aquí encontrarás activistas de Serbia, artistas de Indonesia, cantantes brasileños o aventureros paraguayos. Gente que viaja con poco dinero y muchas ganas de vivir y contar sus aventuras. El principal tema de conversación se resume en dos palabras: EZLN y Marcos.

 

Un turismo muy particular

Primero de enero de 1994, el día elegido por el gobierno mexicano para anunciar la entrada de México al primer mundo, el día de la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá. Muy de madrugada, desde las profundidades de la selva, de las orillas de los ríos, de las montañas y ciudades chiapanecas, cientos de indígenas organizados se levantaron en armas y tomaron San Cristóbal de las Casas, junto con otras cabeceras municipales como Ocosingo.

Los enviados internacionales a cubrir el TLC dejaron los elegantes salones de la ciudad de México, para volcarse al estado más pobre de México. Los indígenas chiapanecos, a través de su carismático vocero el Subcomandante Marcos, daban a conocer al Ejército Zapatista de Liberación Nacional y de pronto eran la noticia en el mundo. México transformaba su voz más profunda en un moderno discurso contra la desigualdad.

Las hostilidades terminaron en pocos días, y desde entonces el movimiento zapatista es una de las voces políticas más escuchadas en México. Además de tener bajo su mando municipios autónomos conocidos como “caracoles”.

La Realidad, Morelia, La Garrucha, Roberto Barrios y Oventic, son las cabeceras de las comunidades zapatistas. Es posible visitar Oventic, a una hora de San Cristóbal, ahí te recibirá el cartel “Bienvenidos a la comunidad de Oventic, territorio zapatista en rebeldía, donde la gente manda y el gobierno obedece”. En la comunidad se pueden comprar souvenirs zapatistas, hay muchos voluntarios nacionales y extranjeros, e incluso existe una escuela de español y tzotzil, donde si te animas, puedes vivir y estudiar un tiempo.

Si no puedes viajar a Oventic, podrás encontrar figuras de Marcos y los zapatistas, fotos, tazas, playeras y todo lo que imagines en cualquier población de Chiapas. Como en el restaurante “El fogón de Jovel”, donde además de las delicias de la comida chiapaneca, cuenta con una habitación dedicada al EZLN.

 

Quédate a la fiesta

Cuando estés en Chiapas debes tener un plan bastante flexible, pues siempre aparecerán lugares que no tenías contemplados, paisajes en los que vale la pena detenerse y sobre todo, fiestas. Hay festejos cada día, y especialmente los fines de semana. Una oportunidad para disfrutar de los bailes, música, procesiones y antojitos que inundan las plazas.

Recuerdo ir llegando a San Juan Chamula justo a tiempo para ver una procesión con cantos ceremoniales, o la vez que en San Cristóbal una de las iglesias tenía fiesta y pude unirme al baile de una marimba que hacía covers de Los Beatles, o cuando en Tenejapa pude ver una reunión de las autoridades, que me permitieron tomar algunas fotos tras pedir permiso. Eso sí, hay que tener mucho cuidado de llegar y tomar fotos por doquier, algunas comunidades son muy recelosas y lo mejor es preguntar si es posible usar la cámara.

 

San Juan Chamula

Nunca olvidarás está población de 50 mil habitantes, a 20 minutos de San Cristóbal, famosa por ser una celosa comunidad que preserva creencias que mezclan los rituales prehispánicos con el cristianismo.

El domingo es el mejor día para ir, hay plaza y es impresionante ver tantos productos y vestimentas de los pueblos de los alrededores. Aquí los gobernantes visten sus trajes típicos y se conservan los usos y costumbres ancestrales.

La iglesia de San Juan Chamula es famosa porque está prohibido tomar fotos dentro. Así que debes ir para poder ver el escenario impactante de ritos y rezos, donde se mezclan música, cantos y plegarias. También vale la pena ver el cementerio y las ruinas de la antigua iglesia, que los chamulas consideran maldita porque le cayó un rayo que la incendió. Quizá Chamula sintetice la profunda originalidad que ha hecho de México una nación aparte, donde la vida diaria de algunas comunidades se vuelve en los visitantes un motivo de admiración.

Es momento de relajarse, quizá tomando una cerveza con botana de charales afuera de la iglesia. Se necesitan energías para ¿Es demasiado? No te preocupes, nadie conoce Chiapas en un solo viaje, y entre más lo conozcas más ganas tendrás de regresar.

 

GUIA GIRAFFE

VOSEO

En Chiapas hay ciertos usos del español que no existen en otra parte de México, como el voseo, y es común que la gente diga “vos sos”, en lugar de “tú eres”.

RELIGIONES

Chiapas tiene un 63% de habitantes católicos, el porcentaje más bajo del país. Existen protestantes, evangélicos pentecostales y neopentecostales, adventistas, testigos de Jehová y adeptos a la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días. En algunas zonas, como San Juan Chamula, se han dado enfrentamientos entre grupos de diferente religión, sin ningún turista perjudicado.

RASPA TU GARGANTA

En Chiapas se puede probar la “chicha”, obtenida del jugo de caña fermentado con salvado y el pox (pronunciado “posh”), la bebida que comunica a los chamulas con la divinidad, que se bebe en las iglesias de San Juan Chamula y se bebe en cuernos de toro.

PRODUCTOS CHIAPANECOS

Artesanía. Los mercados harán enloquecer a las mujeres que aman las blusas bordadas, las bolsas y la joyería, para los hombres la oferta es menor, quizá deban conformarse con un divertido animal de lana teñida.

Queso, existen numerosos quesos, como el delicioso pijijiapan o el crema, son quesos salados y duros, ideales para acompañar una pasta, tan buenos como un parmesano, pero más difíciles de conseguir.

Chocolate. Chiapanecos y tabasqueños pelean el origen del chocolate. Discute al respecto con un local disfrutando de una fragante taza. Después de probar chocolate 100% hecho de cacao, no volverás a llamar chocolate a esos paquetes de grasa vegetal con sabor que venden en todos lados.

Café. El café de los Altos es una experiencia que no debe perderse ningún amante del buen café. Si estás en un pueblo, pregunta a la gente dónde puedes comprar café, te lo venderán molido o en grano y a muy buen precio.

PARA IR LEYENDO

Popol Vuh. Recopilación de la cosmovisión maya hecha en el siglo XVI, siguiendo los códices y la tradición oral de los habitantes.

El fuego y la palabra. Libro de la periodista Gloria Muñoz Ramírez, que narra el surgimiento de la guerrilla, el año de 1994 y las andanzas del movimiento zapatista.

Noches de fuego y desvelo. El libro de literatura erótica escrito por el Subcomandante Marcos. Se han publicado pocos ejemplares y es más sencillo conseguirlo en Chiapas.

Historia general de las cosas de la Nueva España. La monumental, pero entretenida obra, de Fray Bernardino de Sahagún, que incluye datos fundamentales sobre Chiapas.

CULTURAS CHIAPANECAS

Chiapas destaca por sus culturas originales, los siguientes son los grupos principales por idioma, aunque existen otros que usan dialectos de las 7 principales lenguas indígenas, como los mochós, cakchiqueles, chujes, kanjobales, y jacaltecos.

CHOLES: También conocidos como “milperos. Son 185,300 y habitan en el noreste del estado. Se llaman a sí mismos “Winik”, que significa “hombre o varón”. Sus principales comunidades están en los ríos afluentes del Usumacinta, como la cascada de Misol-Ha y las de Agua Azul. Su lengua tiene dos dialectos, el Chol de Tila y el de Tumbalá.

TOJOLABALES: Viven en la zona centro oriental, en los municipios de Las Margaritas y Comitán y de acuerdo al último censo, son 43, 169 habitantes. Tojolabal significa “palabra original y verdadera”.

TZELTALES o TSELTALES: Cultura que predomina en San Cristóbal de las Casas y en numerosos municipios adyacentes, desde los Altos hasta la Selva Lacandona. Son 370 mil personas y su idioma es el que más se escucha en gran parte de Chiapas. Tienen 6 dialectos.

TZOTZILES: Zinecantán, Chamula, Chenalhó y 24 municipios más, son el hogar de esta cultura, cuyo nombre significa “nuestra palabra”. De acuerdo al INEGI hay 329,937 hablantes de esta lengua. También tienen 6 dialectos.

MAMES: Su nombre significa “Ancestro”. Viven en la frontera con Guatemala, su población está dispersa e incomunicada. Son alrededor de 10,000 personas y tienen 4 dialectos. Su principal valor de grupo es relacionarse armónicamente con la naturaleza.

ZOQUES: Viven en las montañas del norte del estado y son 34,000 personas aproximadamente. Son el único grupo indígena de Chiapas que no es de origen maya, ya que pertenece al tronco mixe-zoqueano, emparentado con grupos del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

EXTRANJEROS: Desde hace años Chiapas se ha vuelto el hogar de muchos extranjeros, centroamericanos, alemanes, chinos, iraquíes, turcos u holandeses que desde mucho han vivido en Chiapas. Sin embargo, a raíz del levantamiento Zapatista, miles de extranjeros dirigieron su mirada al estado, y actualmente te encontrarás con restaurantes, hoteles y negocios de extranjeros que han llegado en años recientes, principalmente de Italia en San Cristóbal y de Suecia en los poblados zapatistas, así que si quieres practicar tu italiano, o algún otro idioma, este es un buen lugar.

EN LA RED:

Secretaría de turismo de Chiapas: www.turismochiapas.gob.mx
Tour operadores: www.atctours.com
Hoteles y recorridos: www.mundochiapas.com
Parque del Cañón del Sumidero: www.sumidero.com

Museo del ámbar: www.museodelambar.com.mx

Restaurante Fogón de Jovel: www.fogondejovel.com

Café Revolución: www.myspace.com/cafebarrevolucion
EZLN: www.ezln.org.mx

Acerca del autor

Enrique Escalona

Enrique Escalona

Lo único que ha podido planear en su vida es su próximo viaje... y pues de algo había que trabajar ;)

¡Comparte tu experiencia!

ID opcional. Ningún campo es obligatorio.

Inicio Destinos México Chiapas, muchos viajes en uno